El IES Castelar se encuetra enclavado en el interior del Baluarte de San Vicente del antiguo conjunto fortificado de la ciudad de Badajoz.

Contaba con cañoneras en el flanco orientado al río, en el denominado orejón (formación defensiva redondeada en esquina) y sobre la poterna, además de garitas para vigilantes en varios puntos clave.

Dispone igualmente de una poterna que comunica el fondo del foso con la parte alta de la muralla. Esta poterna en la actualidad comunica el llamado Parque Infantil con la avenida Ramón y Cajal.